CONTACTO

Protocolos y Salas Independientes: ¿Volvió el teatro?

 

Llegó diciembre de un año (muy) difícil, y a pesar de que ya son muchas las actividades permitidas en la Ciudad de Buenos Aires, también son muchas las preguntas que esto genera. ¿Por qué de la noche a la mañana el teatro parece ser la actividad con más riesgo de contagio? ¿La habilitación es para todos? ¿La pandemia generó una emergencia cultural? “Diez personas pueden juntarse a jugar al fútbol pero doce, cinco o tres actores y actrices no pueden compartir un escenario.”, argumenta Martín Ortiz, director del teatro El Crisol. 

 

Es un hecho que desde mediados de noviembre existe un protocolo para la actividad teatral. Las salas abren al aire libre o en un lugar cerrado con una cantidad reducida de espectadores, quienes están obligados a concurrir con tapabocas y a estar separados en las butacas. Sin embargo, resulta preocupante la actual condición de los teatros independientes. Para que una sala de este tipo pueda cumplir un protocolo meramente similar al de una sala comercial, se debe invertir en termómetros, alcohol en gel, extractores de aire, alfombrillas sanitizantes, entre otros. Esto, sumándose a un posible alquiler, sueldos, y ocho meses sin ingresos, no queda en absoluto cubierto si se reduce a la mitad la cantidad de sillas disponibles para ver la función.

 

Sebastián Moreno, quien es gestor del Teatro Carnero y miembro de la asociación civil Espacios Escénicos Autónomos (ESCENA), declara: “Es un paso adelante. Pero como suele suceder, esto está más dirigido a las salas comerciales que tienen una estructura y una dinámica distintas a la mayoría de las salas independientes”.

 

Las salas comerciales tienen más oportunidades de enfrentar el COVID.

 

Las salas comerciales tienen más posibilidades de volver durante la pandemia, aunque resignando capacidad.

 

El 27 de noviembre, y con una capacidad del 30%, abrió el teatro independiente Espacio Callejón, convirtiéndose en el primero de su categoría en hacerlo. Según su director, Javier Daulte, esto es posible ya que de antemano se contaba con aspectos pedidos en el protocolo, como la ventilación. No obstante, reconoce que tanto su sala como las demás corren el riesgo de trabajar a pérdida. Se sumarán luego a la apertura otros espacios, como El Extranjero y Timbre 4. 

 

El 30 de noviembre se conmemoró el Día Nacional del Teatro Independiente, y este año más que nunca, el mismo demuestra que todo lo que allí sucede es por amor al arte, pero que lamentablemente, a veces eso no es suficiente. Esperemos que este mes que le queda al 2020 llegue con buenas noticias económicas y estructurales para este sector.

 

Por Agus Safarián.

Enterate todas las novedades de nuestra escuela y del mundo de las Artes Escénicas.

 

Conocé a nuestro staff de redactores...

Aya es RRPP y aficionada al teatro musical desde los 8 años (hoy tiene 29). Estudió Artes Escénicas y se formó en canto y actuación con maestros nacionales e internacionales. Se especializa en la historia del teatro musical y está ansiosa por compartir todo lo que sabe con vos.

Julieta Escat es Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA). Le encanta ver obras de teatro y, por eso, hará críticas culturales y entrevistará a diferentes artistas para que cuenten sus experiencias y saberes.

Agustina tiene 20 años y los musicales son una de sus grandes pasiones. Se sabe tan de memoria Kinky Boots que bien podría recitarla para atrás.

¿Un personaje? Velma Kelly.

¿Una canción? One Day More.

¿Un número entero? Step in Time. ¿Algo que la haga feliz? Compartir un poquito de su amor por este arte en Más Musical.

Cam es estudiante de la Licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento, y una fanática de los espectáculos teatrales. Adora escribir y no ve la hora de contarte la emoción que se vive detrás del telón.

Protocolos y Salas Independientes: ¿Volvió el teatro?

 

Llegó diciembre de un año (muy) difícil, y a pesar de que ya son muchas las actividades permitidas en la Ciudad de Buenos Aires, también son muchas las preguntas que esto genera. ¿Por qué de la noche a la mañana el teatro parece ser la actividad con más riesgo de contagio? ¿La habilitación es para todos? ¿La pandemia generó una emergencia cultural? “Diez personas pueden juntarse a jugar al fútbol pero doce, cinco o tres actores y actrices no pueden compartir un escenario.”, argumenta Martín Ortiz, director del teatro El Crisol. 

 

Es un hecho que desde mediados de noviembre existe un protocolo para la actividad teatral. Las salas abren al aire libre o en un lugar cerrado con una cantidad reducida de espectadores, quienes están obligados a concurrir con tapabocas y a estar separados en las butacas. Sin embargo, resulta preocupante la actual condición de los teatros independientes. Para que una sala de este tipo pueda cumplir un protocolo meramente similar al de una sala comercial, se debe invertir en termómetros, alcohol en gel, extractores de aire, alfombrillas sanitizantes, entre otros. Esto, sumándose a un posible alquiler, sueldos, y ocho meses sin ingresos, no queda en absoluto cubierto si se reduce a la mitad la cantidad de sillas disponibles para ver la función.

 

Sebastián Moreno, quien es gestor del Teatro Carnero y miembro de la asociación civil Espacios Escénicos Autónomos (ESCENA), declara: “Es un paso adelante. Pero como suele suceder, esto está más dirigido a las salas comerciales que tienen una estructura y una dinámica distintas a la mayoría de las salas independientes”.

 

Las salas comerciales tienen más oportunidades de enfrentar el COVID.

 

Las salas comerciales tienen más posibilidades de volver durante la pandemia, aunque resignando capacidad.

 

El 27 de noviembre, y con una capacidad del 30%, abrió el teatro independiente Espacio Callejón, convirtiéndose en el primero de su categoría en hacerlo. Según su director, Javier Daulte, esto es posible ya que de antemano se contaba con aspectos pedidos en el protocolo, como la ventilación. No obstante, reconoce que tanto su sala como las demás corren el riesgo de trabajar a pérdida. Se sumarán luego a la apertura otros espacios, como El Extranjero y Timbre 4. 

 

El 30 de noviembre se conmemoró el Día Nacional del Teatro Independiente, y este año más que nunca, el mismo demuestra que todo lo que allí sucede es por amor al arte, pero que lamentablemente, a veces eso no es suficiente. Esperemos que este mes que le queda al 2020 llegue con buenas noticias económicas y estructurales para este sector.

 

Por Agus Safarián.

Aye es actriz, bailarina, cantante, directora y dramaturga.
Se formó en Timbre 4 y  sigue sus estudios en la UNA Actuó obras de teatro del off y protagonizó el cortometraje “Órbita”. Desde chica que escribe novelas, poesía, y llena sus diarios íntimos de reflexiones que hoy decide compartir con el mundo.