CONTACTO

LOS MUSICALES JUKEBOX

 

En el post de hoy te voy a contar qué son los musicales jukebox, en qué consiste este tipo de musical y cuáles son los referentes de este sub-género.

Pero antes de continuar te quiero pedir mil disculpas por el faltazo de la semana pasada. Resulta que detrás de esta pantalla hay una persona que trabaja como Dobby, y se me complicó muchísimo traer material de calidad. Así que tarda en llegar pero hay recompensa, creeme.

 

¿Qué son los musicales jukebox?

Primero quiero aclarar qué es un jukebox. Jukebox en inglés significa tocadiscos o rockola, y en lo que a musical se refiere, implica que la obra usa canciones que ya fueron publicadas en otro lado. Esto quiere decir que la música en estos musicales no es original para la puesta, sino que se toma de otro lado.

Un buen musical jukebox tiene canciones que impulsan la trama, no están puestas ahí porque sí sino porque sus letras ayudan a comprender mejor las distintas situaciones. A veces pueden adaptarse al contexto del musical, como es el caso de las canciones de Queen en We Will Rock You, pero muchas veces se usan tal cual fueron escritas como en Mamma Mia!

 

Los exponentes en las películas

Un ejemplo de película musical del sub-género jukebox es A Hard Day’s Night de The Beatles. Si bien las canciones nunca antes se habían escuchado, sino que se estrenaron con la película, como forman parte de la banda y están asociadas a ella, pasa por musical jukebox. Lo mismo pasó con las siguientes dos películas de The Beatles: Help! y Magical Mystery Tour, y en la película Purple Rain de Prince.

Si bien siguieron existiendo películas en formato musical jukebox, quiero mencionar a Tommy de The Who porque también tuvo su puesta teatral. Hace poco la pudimos ver en Buenos Aires en el Teatro Maipo y es una historia muy llamativa, con buena música garantía de The Who.

 

El auge de los musicales jukebox

Este tipo de musicales es muy exitoso porque las canciones ya están en el imaginario colectivo de los espectadores. Un musical necesita tener buena música con un leitmotiv claro para quedarse en la mente del espectador, pero si esto ya viene dado por canciones que la audiencia conoce es mucho más fácil que conecten.

Un ejemplo claro de esto es el caso de Mamma Mia! Este musical se hizo tomando como base las canciones de ABBA, y el éxito que tuvo a lo largo de los años fue rotundo. Tanto es así que el musical fue adaptado a la pantalla grande y, oh sorpresa, también fue un éxito de taquilla.

Otro musical que tuvo la misma suerte fue Jersey Boys, musical que cuenta la historia del grupo Frankie Valli & The Four Seasons y toma canciones de la banda. En Broadway la rompió, en el West End la rompió, el protagonista (John Lloyd Young) se ganó su lugar como una estrella de los musicales gracias a su trabajo en esta obra. Además, tuvo la fortuna de pocos: protagonizó también la adaptación al cine.

 

El lado B de estos musicales

Hay muchos musicales jukebox, quizás más de los que deberían. ¿Por qué digo esto? Porque a pesar de que son geniales y de que facilitan mucho el acercamiento de personas ajenas a los musicales, usar canciones ya hechas le quita un poco la gracia al trabajo de los compositores. Además, es muy común que se caiga en el facilismo de depender solo de las canciones, en vez de ocuparse en hacer una buena historia para sostener la obra.

 

¿Cuáles son los musicales jukebox más reconocidos?

Como te decía antes, son muchos y la gran mayoría tuvieron éxito.

En los 90 los mayores exponentes fueron: Smokey Joe’s Cafe (Leiber y Stoller), Saturday Night Fever (Bee Gees) y Mamma Mia! (ABBA)

En la primera década del nuevo milenio llegaron grandes como We Will Rock You (Queen), The Boy from Oz (Peter Allen), Tonight’s The Night (Rod Stewart), All Shook Up (Elvis Presley), Priscilla Queen of the Desert (música disco), Rock of Ages (rock de los ‘80), Thriller - Live (Michael Jackson), Xanadu (Electric Light Orchestra y Olivia Newton-John), Mentiras (clásicos mexicanos).

A partir de 2010 nacieron nuevos musicales como Million Dollar Quartet (Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins y Johnny Cash), American Idiot (Green Day), Viva Forever! (Spice Girls), Beautiful: The Carole King Musical (Carole King), Motown (música motown), y On Your Feet! (Gloria Estefan).

 

¿Son los únicos?

No, por supuesto que no. Hay muchos más, pero también hay musicales famosos que usaron canciones de bandas populares, aunque no se consideran jukebox porque solo usaron una canción y el resto son originales.

Este es el caso de Tanz der Vampire y la canción Total Eclipse of the Heart, popularizada a nivel global por la cantante Bonnie Taylor en los ‘80.

 

¿Para qué son buenos estos musicales?

Los jukebox son excelentes para introducir a escépticos al mágico mundo del teatro musical. Como están llenos de canciones populares, es más fácil enganchar al ciudadano común que con un material completamente nuevo. Además, generalmente son musicales con historias simples, fáciles de digerir.

Claro está que no todos son musicales light, pero en su mayoría sí porque están hechos netamente para entretener y captar nuevos adeptos.

Espero que hayas disfrutado el post de hoy, y que hayas aprendido algo nuevo. A mí me encantan los musicales jukebox y los disfruto un montón, aunque sí reconozco que prefiero aquellos con música original porque ahí está la gracia de todo.

Enterate todas las novedades de nuestra escuela y del mundo de las Artes Escénicas.

 

Conocé a nuestro staff de redactores...

Aya es RRPP y aficionada al teatro musical desde los 8 años (hoy tiene 29). Estudió Artes Escénicas y se formó en canto y actuación con maestros nacionales e internacionales. Se especializa en la historia del teatro musical y está ansiosa por compartir todo lo que sabe con vos.

Julieta Escat es Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA). Le encanta ver obras de teatro y, por eso, hará críticas culturales y entrevistará a diferentes artistas para que cuenten sus experiencias y saberes.

Agustina tiene 20 años y los musicales son una de sus grandes pasiones. Se sabe tan de memoria Kinky Boots que bien podría recitarla para atrás.

¿Un personaje? Velma Kelly.

¿Una canción? One Day More.

¿Un número entero? Step in Time. ¿Algo que la haga feliz? Compartir un poquito de su amor por este arte en Más Musical.

Cam es estudiante de la Licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento, y una fanática de los espectáculos teatrales. Adora escribir y no ve la hora de contarte la emoción que se vive detrás del telón.

LOS MUSICALES JUKEBOX

 

En el post de hoy te voy a contar qué son los musicales jukebox, en qué consiste este tipo de musical y cuáles son los referentes de este sub-género.

Pero antes de continuar te quiero pedir mil disculpas por el faltazo de la semana pasada. Resulta que detrás de esta pantalla hay una persona que trabaja como Dobby, y se me complicó muchísimo traer material de calidad. Así que tarda en llegar pero hay recompensa, creeme.

 

¿Qué son los musicales jukebox?

Primero quiero aclarar qué es un jukebox. Jukebox en inglés significa tocadiscos o rockola, y en lo que a musical se refiere, implica que la obra usa canciones que ya fueron publicadas en otro lado. Esto quiere decir que la música en estos musicales no es original para la puesta, sino que se toma de otro lado.

Un buen musical jukebox tiene canciones que impulsan la trama, no están puestas ahí porque sí sino porque sus letras ayudan a comprender mejor las distintas situaciones. A veces pueden adaptarse al contexto del musical, como es el caso de las canciones de Queen en We Will Rock You, pero muchas veces se usan tal cual fueron escritas como en Mamma Mia!

 

Los exponentes en las películas

Un ejemplo de película musical del sub-género jukebox es A Hard Day’s Night de The Beatles. Si bien las canciones nunca antes se habían escuchado, sino que se estrenaron con la película, como forman parte de la banda y están asociadas a ella, pasa por musical jukebox. Lo mismo pasó con las siguientes dos películas de The Beatles: Help! y Magical Mystery Tour, y en la película Purple Rain de Prince.

Si bien siguieron existiendo películas en formato musical jukebox, quiero mencionar a Tommy de The Who porque también tuvo su puesta teatral. Hace poco la pudimos ver en Buenos Aires en el Teatro Maipo y es una historia muy llamativa, con buena música garantía de The Who.

 

El auge de los musicales jukebox

Este tipo de musicales es muy exitoso porque las canciones ya están en el imaginario colectivo de los espectadores. Un musical necesita tener buena música con un leitmotiv claro para quedarse en la mente del espectador, pero si esto ya viene dado por canciones que la audiencia conoce es mucho más fácil que conecten.

Un ejemplo claro de esto es el caso de Mamma Mia! Este musical se hizo tomando como base las canciones de ABBA, y el éxito que tuvo a lo largo de los años fue rotundo. Tanto es así que el musical fue adaptado a la pantalla grande y, oh sorpresa, también fue un éxito de taquilla.

Otro musical que tuvo la misma suerte fue Jersey Boys, musical que cuenta la historia del grupo Frankie Valli & The Four Seasons y toma canciones de la banda. En Broadway la rompió, en el West End la rompió, el protagonista (John Lloyd Young) se ganó su lugar como una estrella de los musicales gracias a su trabajo en esta obra. Además, tuvo la fortuna de pocos: protagonizó también la adaptación al cine.

 

El lado B de estos musicales

Hay muchos musicales jukebox, quizás más de los que deberían. ¿Por qué digo esto? Porque a pesar de que son geniales y de que facilitan mucho el acercamiento de personas ajenas a los musicales, usar canciones ya hechas le quita un poco la gracia al trabajo de los compositores. Además, es muy común que se caiga en el facilismo de depender solo de las canciones, en vez de ocuparse en hacer una buena historia para sostener la obra.

 

¿Cuáles son los musicales jukebox más reconocidos?

Como te decía antes, son muchos y la gran mayoría tuvieron éxito.

En los 90 los mayores exponentes fueron: Smokey Joe’s Cafe (Leiber y Stoller), Saturday Night Fever (Bee Gees) y Mamma Mia! (ABBA)

En la primera década del nuevo milenio llegaron grandes como We Will Rock You (Queen), The Boy from Oz (Peter Allen), Tonight’s The Night (Rod Stewart), All Shook Up (Elvis Presley), Priscilla Queen of the Desert (música disco), Rock of Ages (rock de los ‘80), Thriller - Live (Michael Jackson), Xanadu (Electric Light Orchestra y Olivia Newton-John), Mentiras (clásicos mexicanos).

A partir de 2010 nacieron nuevos musicales como Million Dollar Quartet (Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins y Johnny Cash), American Idiot (Green Day), Viva Forever! (Spice Girls), Beautiful: The Carole King Musical (Carole King), Motown (música motown), y On Your Feet! (Gloria Estefan).

 

¿Son los únicos?

No, por supuesto que no. Hay muchos más, pero también hay musicales famosos que usaron canciones de bandas populares, aunque no se consideran jukebox porque solo usaron una canción y el resto son originales.

Este es el caso de Tanz der Vampire y la canción Total Eclipse of the Heart, popularizada a nivel global por la cantante Bonnie Taylor en los ‘80.

 

¿Para qué son buenos estos musicales?

Los jukebox son excelentes para introducir a escépticos al mágico mundo del teatro musical. Como están llenos de canciones populares, es más fácil enganchar al ciudadano común que con un material completamente nuevo. Además, generalmente son musicales con historias simples, fáciles de digerir.

Claro está que no todos son musicales light, pero en su mayoría sí porque están hechos netamente para entretener y captar nuevos adeptos.

Espero que hayas disfrutado el post de hoy, y que hayas aprendido algo nuevo. A mí me encantan los musicales jukebox y los disfruto un montón, aunque sí reconozco que prefiero aquellos con música original porque ahí está la gracia de todo.

Aye es actriz, bailarina, cantante, directora y dramaturga.
Se formó en Timbre 4 y  sigue sus estudios en la UNA Actuó obras de teatro del off y protagonizó el cortometraje “Órbita”. Desde chica que escribe novelas, poesía, y llena sus diarios íntimos de reflexiones que hoy decide compartir con el mundo.