CONTACTO

La Irredenta

Por Ludmila.

 

ESPACIO:

Apenas nos sentamos en la butaca, percibimos un ambiente ecléctico donde posiblemente múltiples personalidades conviven: un mate, un whisky, una botella de agua; dos bancos, una silla; el cuadro de un hombre, flores, un plumero, unas esposas, un cochecito con peluches, un perchero con prendas extravagantes y muchas pelucas de colores. Un lugar que ya nos habla, nos convoca a la atmósfera y mundo de quienes lo habitan. ¿Dónde estamos? Queda poco para desentrañar, pero eso nos hace sentir cómodos y tensos al mismo tiempo. Por un lado, como espectadores ya entendemos que estamos en el detrás de escena de un burdel o en una casa donde viven prostitutas, por otro lado saber que estamos ahí, viviendo el detrás de escena, la intimidad de estos mundos, nos pone alerta de que vamos a ver y como.

 

TONO:

Empieza a sonar un tango reconocido que nos habla de la sociedad en la que vivimos, una sociedad decadente, una luz se enciende y apunta a la puerta, allí entra ella, llorando, vestido azul, zapatos rojos, peluca blanca. La obra ha comenzado. Una joven desconsolada en búsqueda de la liberación de su dolor. Luisa, “La Irredenta''.

 

PRESENTACIÓN DE PERSONAJES:

Entre llanto, gritos y puteadas, Luisa presenta en el aire a su matrona Lola a quien responsabiliza por todo y hace referencia a un viejo amor llamado Pedro.

De lejos se escucha un maullido, es Dolores, quien se presenta como la viuda de un ex cliente, Frank, quien la maltrataba y que ahora postmortem se comunica con ella para obligarla a representar todo tipo de animales; ella cree hacerlo todo por amor, pero sobretodo está dispuesta a sacrificarse en vida para luego encontrarse con él en “El Paraíso”. “Después de todo, la felicidad tiene que estar en algún lado”.

Al rato llega Azucena, saltando de felicidad, porque Carmelo, su cliente principal promete llevarla de ahí y “hacerla su mujer”.

Pasado un tiempo aparece finalmente La Lola, toda vestida de negro, labios rojos, pelo morocho tupido. Una presencia fuerte, autoritaria, de tipo masculino cumpliendo el rol de su marido fallecido, El Lolo. “Yo soy el fuerte gritaba, yo te golpeo. Ahora golpeo yo. El Poder nunca descansa”

 

SINOPSIS:

Cuatro mujeres que viven el desamor, resignadas al maltrato de los hombres, a la crueldad de la sociedad, a lo duro de una “profesión” perversa que les quita el sueño; el hambre, el abuso de poder, la necesidad de ser “alguien” y tener una vida “normal”, la ilusión de ser redimidas de su vida.

 

EFECTO:

Un golpe de realidad que nos dejará reflexionando a todos, tratada mediante una comedia dramática que nos hace cuestionarnos cómo afrontamos la dureza y el dolor mediante la risa. “¡Parate y reíte porque vos no podes aflojar!”

 

ABORDAJE:

La crudeza de la dramaturgia de Beatriz Mosquera resalta resolutivamente con la dirección de Diamela Barichello, y las actuaciones de Barbara Engelbrecht, Agustina Romeo, Eliana Tobal, Valentina Victoria.

 

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Actúan:

Barbara Engelbrecht, Agustina Romeo, Eliana Tobal, Valentina Victoria

Diseño de vestuario:

Barbara Engelbrecht

Producción:

Lautaro Mele

Dirección:

Diamela Barichello

Duración: 80 minutos

Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

 

TEATRO:

Una sala teatral única de recursos predominantes, la puerta en diagonal del fondo, la escalera que sube a un palco y a otra habitación. El Teatro Azul, es el lugar ejemplar para desarrollar esta obra.

 

Av. Corrientes 5965

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Enterate todas las novedades de nuestra escuela y del mundo de las Artes Escénicas.

 

Conocé a nuestro staff de redactores...

Aya es RRPP y aficionada al teatro musical desde los 8 años (hoy tiene 29). Estudió Artes Escénicas y se formó en canto y actuación con maestros nacionales e internacionales. Se especializa en la historia del teatro musical y está ansiosa por compartir todo lo que sabe con vos.

Julieta Escat es Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA). Le encanta ver obras de teatro y, por eso, hará críticas culturales y entrevistará a diferentes artistas para que cuenten sus experiencias y saberes.

Agustina tiene 20 años y los musicales son una de sus grandes pasiones. Se sabe tan de memoria Kinky Boots que bien podría recitarla para atrás.

¿Un personaje? Velma Kelly.

¿Una canción? One Day More.

¿Un número entero? Step in Time. ¿Algo que la haga feliz? Compartir un poquito de su amor por este arte en Más Musical.

Cam es estudiante de la Licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento, y una fanática de los espectáculos teatrales. Adora escribir y no ve la hora de contarte la emoción que se vive detrás del telón.

La Irredenta

Por Ludmila.

 

ESPACIO:

Apenas nos sentamos en la butaca, percibimos un ambiente ecléctico donde posiblemente múltiples personalidades conviven: un mate, un whisky, una botella de agua; dos bancos, una silla; el cuadro de un hombre, flores, un plumero, unas esposas, un cochecito con peluches, un perchero con prendas extravagantes y muchas pelucas de colores. Un lugar que ya nos habla, nos convoca a la atmósfera y mundo de quienes lo habitan. ¿Dónde estamos? Queda poco para desentrañar, pero eso nos hace sentir cómodos y tensos al mismo tiempo. Por un lado, como espectadores ya entendemos que estamos en el detrás de escena de un burdel o en una casa donde viven prostitutas, por otro lado saber que estamos ahí, viviendo el detrás de escena, la intimidad de estos mundos, nos pone alerta de que vamos a ver y como.

 

TONO:

Empieza a sonar un tango reconocido que nos habla de la sociedad en la que vivimos, una sociedad decadente, una luz se enciende y apunta a la puerta, allí entra ella, llorando, vestido azul, zapatos rojos, peluca blanca. La obra ha comenzado. Una joven desconsolada en búsqueda de la liberación de su dolor. Luisa, “La Irredenta''.

 

PRESENTACIÓN DE PERSONAJES:

Entre llanto, gritos y puteadas, Luisa presenta en el aire a su matrona Lola a quien responsabiliza por todo y hace referencia a un viejo amor llamado Pedro.

De lejos se escucha un maullido, es Dolores, quien se presenta como la viuda de un ex cliente, Frank, quien la maltrataba y que ahora postmortem se comunica con ella para obligarla a representar todo tipo de animales; ella cree hacerlo todo por amor, pero sobretodo está dispuesta a sacrificarse en vida para luego encontrarse con él en “El Paraíso”. “Después de todo, la felicidad tiene que estar en algún lado”.

Al rato llega Azucena, saltando de felicidad, porque Carmelo, su cliente principal promete llevarla de ahí y “hacerla su mujer”.

Pasado un tiempo aparece finalmente La Lola, toda vestida de negro, labios rojos, pelo morocho tupido. Una presencia fuerte, autoritaria, de tipo masculino cumpliendo el rol de su marido fallecido, El Lolo. “Yo soy el fuerte gritaba, yo te golpeo. Ahora golpeo yo. El Poder nunca descansa”

 

SINOPSIS:

Cuatro mujeres que viven el desamor, resignadas al maltrato de los hombres, a la crueldad de la sociedad, a lo duro de una “profesión” perversa que les quita el sueño; el hambre, el abuso de poder, la necesidad de ser “alguien” y tener una vida “normal”, la ilusión de ser redimidas de su vida.

 

EFECTO:

Un golpe de realidad que nos dejará reflexionando a todos, tratada mediante una comedia dramática que nos hace cuestionarnos cómo afrontamos la dureza y el dolor mediante la risa. “¡Parate y reíte porque vos no podes aflojar!”

 

ABORDAJE:

La crudeza de la dramaturgia de Beatriz Mosquera resalta resolutivamente con la dirección de Diamela Barichello, y las actuaciones de Barbara Engelbrecht, Agustina Romeo, Eliana Tobal, Valentina Victoria.

 

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Actúan:

Barbara Engelbrecht, Agustina Romeo, Eliana Tobal, Valentina Victoria

Diseño de vestuario:

Barbara Engelbrecht

Producción:

Lautaro Mele

Dirección:

Diamela Barichello

Duración: 80 minutos

Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

 

TEATRO:

Una sala teatral única de recursos predominantes, la puerta en diagonal del fondo, la escalera que sube a un palco y a otra habitación. El Teatro Azul, es el lugar ejemplar para desarrollar esta obra.

 

Av. Corrientes 5965

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Aye es actriz, bailarina, cantante, directora y dramaturga.
Se formó en Timbre 4 y  sigue sus estudios en la UNA Actuó obras de teatro del off y protagonizó el cortometraje “Órbita”. Desde chica que escribe novelas, poesía, y llena sus diarios íntimos de reflexiones que hoy decide compartir con el mundo.