CONTACTO

BIENVENIDO

 

Querida persona que ama los musicales, bienvenida a este espacio de aprendizaje. Mi nombre es Aya y el teatro musical no me gusta... ¡me apasiona! Podría estar horas hablando de musicales, sus autores y artistas, así que estoy muy emocionada de inaugurar este blog para contarte todo lo que sé sobre la historia del teatro musical.

 

¿Pero por qué es importante la historia de este género? Porque nada de lo que conocemos hoy en día es nuevo, todo viene de algo anterior y es importante entender de dónde para saber qué tanto evolucionó el teatro musical, cómo fue creciendo y quiénes fueron las influencias de los referentes actuales. Por ejemplo: Lin Manuel Miranda no salió de un repollo, aprendió de alguien y admiró a otra gente, así que saber quiénes fueron sus influencias te ayudará a entender no sólo su trabajo sino también explorar el trabajo de esa gente que lo hizo a él quien es hoy en día.

 

¿Y para qué quiero aprender historia si a mí me gusta cantar, actuar y bailar?

 

Esto no es el colegio, y aún ahí la historia siempre es importante. Pero en el arte, y particularmente en el mundo de los musicales, aprender sobre historia te posiciona de otra forma como profesional y te permite estar mejor preparada para afrontar las audiciones. Creeme que si llevas una canción novedosa vas a destacarte, porque nadie quiere seguir escuchando On My Own de Les Mis una y otra y otra vez. Saber historia te va ayudar a entender mejor todo lo que te gusta y a distinguir distintos estilos, como cuando ya sabes inglés y podes identificar distintos acentos.

 

La historia te permitirá entender el pasado para redefinir el futuro, y en teatro musical mucho de lo que vemos hoy en día no es más que la evolución de una obra anterior. Hay musicales basados en óperas, como Rent y Aida; musicales basados en libros, como The Phantom of the Opera y Jekyll & Hyde; musicales basados de obras de arte, como Sunday in the Park with George y A Little Night Music; musicales basados en hechos históricos, como Le Roi Soleil y Come From Away; musicales basados en dibujos animados, como El Rey León y La Sirenita; y muchos más.

 

Como podrás ver, las fuentes para crear musicales son inagotables. Conocer los distintos orígenes te ayudará a ver más allá de los tan conocidos Next to Normal, Les Misérables, Drácula, Wicked, Chicago, Cabaret y Grease. Y por favor no me entiendas mal, no digo que sean malos musicales, para nada, lo único que quiero decir es que hay vida más allá de ellos, y esa vida es sumamente vasta.

 

¿Qué tanto voy a aprender de musicales?

 

¡Un montón! Musicales hay en todos lados, siendo Broadway y el West End las mecas más importantes. Pero también hay musicales originales en distintas partes del mundo: Francia es la reina de los mega musicales, con exponentes como Notre Dame de Paris y Mozart L’Opera Rock; Italia tiene producciones originales como Pinocchio, Aladin y C’era una volta Scugnizzi; en Canadá se hicieron producciones como Dracula entre l’amour et la mort y Starmania; en Austria los musicales Elizabeth y Tanz der Vampire ya son clásicos; y obvio que están todos los musicales argentinos, como Drácula el musical, Eva, La Desgracia, Forever Young, La Parka, Los monstruos, que marcaron el camino para que los artistas locales aporten a redefinir el género.

 

Y esto no termina acá. El teatro musical, a la vez, tiene distintos sub-géneros que hacen aún más rico su estudio. Están los musicales de principios de siglo XX, los de la época de oro de Broadway, los musicales sociales, los mega musicales, los musicales jukebox, los musicales estilo ópera rock, los musicales conceptuales, los biográficos, los musicales revue, los musicales basados en películas, las comedias musicales, los musicales basados en libros, y los musicales verbatim.

 

¿Por qué no ‘comedia musical’?

 

Hay quienes consideran que ‘teatro musical’ y ‘comedia musical’ son lo mismo, pero para mí no. Para mí la comedia musical está dentro del teatro musical, porque el concepto ‘teatro musical’ engloba a todos los sub-géneros que te contaba antes, mientras que la ‘comedia musical’ te limita un poco si nos enfocamos en el significado propio de la palabra ‘comedia’. Como no quiero hacer un análisis lingüístico, y me gustaría empezar con una idea definida antes de ir a fondo con todo lo que tengo para contarte, quiero dejar claro que para mí teatro musical es el concepto de base y parto desde ahí para todo lo demás.

 

¿Así que para aprender lo actual voy a tener que leer historia antigua?

 

No, mi querida persona que ama los musicales. Te voy a contar la historia del teatro musical sin seguir un orden cronológico porque en la variedad está la gracia, y me parece mucho más divertido abarcar cada tema en profundidad dejando la línea de tiempo para los libros. Esto lo hago porque, si te soy sincera, hay muchos musicales antiguos que no son tan entretenidos como los más modernos, así que al mechar antiguo con moderno y moderno con contemporáneo me aseguro de que te mantengas despierta hasta el final. Un final que aún no existe, por suerte, porque la historia del teatro musical está más viva que nunca.

 

Espero verte en el próximo post para hablar de los mega musicales, los monstruos británicos de los ‘80 que llegaron para conquistarlo todo. Y acordate: todo lo que disfrutamos hoy tiene una historia detrás, y es nuestra responsabilidad como artistas conocer de dónde viene lo que nos gusta para entender mejor lo que hacemos.

 

Aya*

Enterate todas las novedades de nuestra escuela y del mundo de las Artes Escénicas.

 

Conocé a nuestro staff de redactores...

Aya es RRPP y aficionada al teatro musical desde los 8 años (hoy tiene 29). Estudió Artes Escénicas y se formó en canto y actuación con maestros nacionales e internacionales. Se especializa en la historia del teatro musical y está ansiosa por compartir todo lo que sabe con vos.

Julieta Escat es Lic. en Ciencias de la Comunicación (UBA). Le encanta ver obras de teatro y, por eso, hará críticas culturales y entrevistará a diferentes artistas para que cuenten sus experiencias y saberes.

Agustina tiene 20 años y los musicales son una de sus grandes pasiones. Se sabe tan de memoria Kinky Boots que bien podría recitarla para atrás.

¿Un personaje? Velma Kelly.

¿Una canción? One Day More.

¿Un número entero? Step in Time. ¿Algo que la haga feliz? Compartir un poquito de su amor por este arte en Más Musical.

Cam es estudiante de la Licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento, y una fanática de los espectáculos teatrales. Adora escribir y no ve la hora de contarte la emoción que se vive detrás del telón.

BIENVENIDO

 

Querida persona que ama los musicales, bienvenida a este espacio de aprendizaje. Mi nombre es Aya y el teatro musical no me gusta... ¡me apasiona! Podría estar horas hablando de musicales, sus autores y artistas, así que estoy muy emocionada de inaugurar este blog para contarte todo lo que sé sobre la historia del teatro musical.

 

¿Pero por qué es importante la historia de este género? Porque nada de lo que conocemos hoy en día es nuevo, todo viene de algo anterior y es importante entender de dónde para saber qué tanto evolucionó el teatro musical, cómo fue creciendo y quiénes fueron las influencias de los referentes actuales. Por ejemplo: Lin Manuel Miranda no salió de un repollo, aprendió de alguien y admiró a otra gente, así que saber quiénes fueron sus influencias te ayudará a entender no sólo su trabajo sino también explorar el trabajo de esa gente que lo hizo a él quien es hoy en día.

 

¿Y para qué quiero aprender historia si a mí me gusta cantar, actuar y bailar?

 

Esto no es el colegio, y aún ahí la historia siempre es importante. Pero en el arte, y particularmente en el mundo de los musicales, aprender sobre historia te posiciona de otra forma como profesional y te permite estar mejor preparada para afrontar las audiciones. Creeme que si llevas una canción novedosa vas a destacarte, porque nadie quiere seguir escuchando On My Own de Les Mis una y otra y otra vez. Saber historia te va ayudar a entender mejor todo lo que te gusta y a distinguir distintos estilos, como cuando ya sabes inglés y podes identificar distintos acentos.

 

La historia te permitirá entender el pasado para redefinir el futuro, y en teatro musical mucho de lo que vemos hoy en día no es más que la evolución de una obra anterior. Hay musicales basados en óperas, como Rent y Aida; musicales basados en libros, como The Phantom of the Opera y Jekyll & Hyde; musicales basados de obras de arte, como Sunday in the Park with George y A Little Night Music; musicales basados en hechos históricos, como Le Roi Soleil y Come From Away; musicales basados en dibujos animados, como El Rey León y La Sirenita; y muchos más.

 

Como podrás ver, las fuentes para crear musicales son inagotables. Conocer los distintos orígenes te ayudará a ver más allá de los tan conocidos Next to Normal, Les Misérables, Drácula, Wicked, Chicago, Cabaret y Grease. Y por favor no me entiendas mal, no digo que sean malos musicales, para nada, lo único que quiero decir es que hay vida más allá de ellos, y esa vida es sumamente vasta.

 

¿Qué tanto voy a aprender de musicales?

 

¡Un montón! Musicales hay en todos lados, siendo Broadway y el West End las mecas más importantes. Pero también hay musicales originales en distintas partes del mundo: Francia es la reina de los mega musicales, con exponentes como Notre Dame de Paris y Mozart L’Opera Rock; Italia tiene producciones originales como Pinocchio, Aladin y C’era una volta Scugnizzi; en Canadá se hicieron producciones como Dracula entre l’amour et la mort y Starmania; en Austria los musicales Elizabeth y Tanz der Vampire ya son clásicos; y obvio que están todos los musicales argentinos, como Drácula el musical, Eva, La Desgracia, Forever Young, La Parka, Los monstruos, que marcaron el camino para que los artistas locales aporten a redefinir el género.

 

Y esto no termina acá. El teatro musical, a la vez, tiene distintos sub-géneros que hacen aún más rico su estudio. Están los musicales de principios de siglo XX, los de la época de oro de Broadway, los musicales sociales, los mega musicales, los musicales jukebox, los musicales estilo ópera rock, los musicales conceptuales, los biográficos, los musicales revue, los musicales basados en películas, las comedias musicales, los musicales basados en libros, y los musicales verbatim.

 

¿Por qué no ‘comedia musical’?

 

Hay quienes consideran que ‘teatro musical’ y ‘comedia musical’ son lo mismo, pero para mí no. Para mí la comedia musical está dentro del teatro musical, porque el concepto ‘teatro musical’ engloba a todos los sub-géneros que te contaba antes, mientras que la ‘comedia musical’ te limita un poco si nos enfocamos en el significado propio de la palabra ‘comedia’. Como no quiero hacer un análisis lingüístico, y me gustaría empezar con una idea definida antes de ir a fondo con todo lo que tengo para contarte, quiero dejar claro que para mí teatro musical es el concepto de base y parto desde ahí para todo lo demás.

 

¿Así que para aprender lo actual voy a tener que leer historia antigua?

 

No, mi querida persona que ama los musicales. Te voy a contar la historia del teatro musical sin seguir un orden cronológico porque en la variedad está la gracia, y me parece mucho más divertido abarcar cada tema en profundidad dejando la línea de tiempo para los libros. Esto lo hago porque, si te soy sincera, hay muchos musicales antiguos que no son tan entretenidos como los más modernos, así que al mechar antiguo con moderno y moderno con contemporáneo me aseguro de que te mantengas despierta hasta el final. Un final que aún no existe, por suerte, porque la historia del teatro musical está más viva que nunca.

 

Espero verte en el próximo post para hablar de los mega musicales, los monstruos británicos de los ‘80 que llegaron para conquistarlo todo. Y acordate: todo lo que disfrutamos hoy tiene una historia detrás, y es nuestra responsabilidad como artistas conocer de dónde viene lo que nos gusta para entender mejor lo que hacemos.

 

Aya*

Aye es actriz, bailarina, cantante, directora y dramaturga.
Se formó en Timbre 4 y  sigue sus estudios en la UNA Actuó obras de teatro del off y protagonizó el cortometraje “Órbita”. Desde chica que escribe novelas, poesía, y llena sus diarios íntimos de reflexiones que hoy decide compartir con el mundo.